Una imagen del encuentro arteterapéutico en la naturaleza

El Cuerpo Germinado

25-06-2021

El pasado fin de semana, Isa y yo facilitamos nuestro primer encuentro de arteterapia y cuerpo en la naturaleza, algo en lo que llevamos pensando desde el primer café que nos tomamos juntas en el máster. Desde nuestra perspectiva, traer el cuerpo al entorno terapeútico es una herramienta bella y poderosa para activar potenciales y soltar bloqueos que luego recogerá la obra artística. Todo este anhelo de corporalidad y presencia ha estado secuestrado por estos tiempos pandémicos, hasta ahora. Por eso tengo un sentimiento de alivio y agradecimiento ante lo acontecido este fin de semana.

Diseñamos un encuentro con la intención de acompañar a los cuerpos-semilla de quien se animase a venir a desperezarse, a salir de los bloqueos, las inercias del encierro, las rutinas y los miedos que nos contracturan cuellos, escápulas y lumbares. Pretendimos favorecer una mirada consciente al cuerpo para reconectar con su propia naturaleza, cambiante, compleja y repleta de posibilidades que plasmar en un dibujo, una máscara o una escultura a la que luego podremos volver y reflexionar sobre esa sabiduría que salió de nuestro propio cuerpo.

Nos inspiramos en las cinco fases en las que dicen que germina una semilla.

FASE 1: IMBICIÓN

La fase de absorción de agua. Hidratación, nutrición propia para que algo pueda llegar a transformarse. Salir de lo seco, entrar en lo blandito, en lo tierno, en la líquida emoción. Beber, mojarse, adentrarse a bucear. ¿Dónde está el tesoro sino inmerso en lo profundo? Habrá que  ponerle color y forma a tus profundidades. Al hidratarse, tu cuerpo-semilla rompe la cubierta que lo envuelve. Se abre una grieta en las resistencias que lo limitan. Comienza a ser más permeable, a dejarse atravesar por las sensaciones.

FASE 2: RESPIRACIÓN

Ahora que has vuelto a tus aguas, que has permitido a tu cuerpo-semilla habitar un espacio de cuidado y nutrición y comenzar a liberarse, puedes conectar con tu respiración verdadera. Con tu ir y venir, con todos tus huecos, cóncavos y convexos. ¿Cuáles son los huecos de tu cuerpo-semilla? ¿Dónde te respiras? Ya tienes la clave, te encuentras en el centro, vuelta a tu esencia presente y salvaje, la vida de donde todo parte. Tu respiración como el mundo de tus posibilidades. Vacío fértil, expectación, un lugar desde el que partir. 

FASE 3: LA LUZ

Algo se abre, te das cuenta, desde aquí la puedes ver. Has tenido que meterte en lo profundo para descubrir la claridad. Comprender, hacerlo de verdad, desde tu cuerpo-semilla, la vida integrándose. Ya hay dirección en tu camino.

FASE 4: LA MOVILIZACIÓN

Tu cuerpo semilla ahora es movimiento. Tiene su propia entidad en el espacio, siente emociones y manifiesta, transmite. Es comunicador, intuitivo y sabio, versátil, lleno de matices y diversas cualidades. Eres a la vez obra y artista cuando el movimiento es creación en estado puro y el creador es el cuerpo germinando.

FASE 5: DESARROLLO

La fase última es el desarrollo, acompañarte en tus cambios. En todos tus estados. Del cuerpo semilla al cuerpo germinado. 

Hacerle un nidito a nuestro cuerpo-semilla, darle un espacio de nutrición, compartir con él el viaje. Identificar nuestras máscaras, explorar nuestras profundidades. Permitirnos recrearnos en las infinitas posibilidades que nos habitan, abrirnos a recibir las sensaciones del canal mundo, espejarnos en el resto. Entregarnos a la oportunidad de acercarnos un poquitito más a nosotras mismas, entre colores y danzas, dejar que de nuestros cuerpos germine nuestra naturaleza más libre.

Gracias a la implicación y la generosidad de las mujeres que vinieron, vivimos unos hermosos momentos de conexión, creatividad, intercambio y ternura. Nos dimos cuenta de cosas nuevas, amplificamos nuestras conciencias al expandirnos hacia lo colectivo y observamos que compartiendo y con calma, lo que construimos es más hermoso y verdadero. Esperamos poder ofrecer la experiencia de nuevo, será parecida, pero distinta.

Isa y Marta

 

ALGUNOS TESTIMONIOS

El Cuerpo Germinado es mucho más que un encuentro cálido. 
De repente las chicas crean un universo donde, los cuidados se ponen en el centro, la palabra grupo está muy presente y el cariño por una/o misma/o sale de la manera más creativa "con amor y mucho Arte". Si buscas un viaje de introspección personal, acompañada por humanxs, de la mano de la creatividad... esta actividad te va a encantar.

Andrea

Arteterapia 
Volver a tocar el suelo con los pies descalzos Reencontrarme con la compasión para encender el dolor de los demás que decía Susan Sontag. Para entender el dolor del hijo y los lugares oscuros a los que este dolor le lleva.
Aceptar que a veces el daño recibido nos bloquea y nos vuelve egoístas. Pero esta aceptación llega a través del amor y la delicadeza con el que Marta e Isa han tratado mi propio dolor.
Su certeza a la hora de recibir las emociones ajenas para hacerse depositarias y testigos de lo que las demás estamos sufriendo es admirable.

Pilar

He tenido el privilegio de asistir al primer encuentro de El Cuerpo Germinado. Encontré un espacio seguro, en un entorno único y dirigido por dos grandísimas profesionales en perfecta armonía que se transmite a los participantes. Afloran las emociones, los miedos y también las fortalezas y se produce una magia única. Me despedí de un grupo de personas que no conocía un par de días antes sintiendo que dejaba un trocito de mi, y me llevaba un poquito de ellas. Auténtica renovación y conexión con los demás y con uno mismo. Todo ello gracias a la maravillosa organización y trabajo de Marta e Isa, desde el respeto, el cariño y la profesionalidad. Gracias por dos días maravillosos.

Iris

 

 

También en el blog
Zarcillos, ramas y metáfora de las redes
Escribo este post para anidar aquí en mi blog el primero de una serie de podcast que voy a grabar en compañía de 3 mujeres potentes y comprometidas con el feminismo y con esta disciplina que amamos que es la Arteterapia.
Niños aprenden jugando y creando
La renovación pedagógica frente a la educación tradicional: ciencias cognitivas, inteligencias múltiples y humanismo pedagógico. La introducción de las enseñanzas artísticas parte de un deseo de renovación pedagógica durante el último tercio del siglo XIX y la primera mitad del siglo XX. Hasta entonces el aprendizaje de la música o las bellas artes formaba parte de un curriculo informal que se desarrollaba entre las élites instruidas, la antigua aristocracia  y una burguesía necesitada de legitimación intelectual y estética.  
taller artístico corporal
Pequeña crónica sobre el taller presencial que tuvo lugar el pasado 24 de febrero, en el que facilitamos Isa Jardín y yo, una propuesta arteterapeútica sobre los cuerpos en estos tiempos de encierro. Hay ciertas opiniones extendidas por redes sociales que auguran que esto "del online" ha venido para quedarse, que el futuro de la disciplina consistirá en la organización de talleres online; personalmente encuentro esta perspectiva aterradora. Sin duda las plataformas de videoconferencia suponen una gran herramienta que nos permite conectarnos cuando fuera todo es hostil, pero me parece que no debe sustituir al contacto de los cuerpos, esos cuerpos a través de los cuales vivimos y sentimos, por la frialdad de las pantallas y dispositivos electrónicos.
desarrollado por MimbreStudio